sábado, 31 de agosto de 2013

Por una mayor conciencia socio-sexual


Pero, ¿cuáles son esos derechos sexuales? Les pregunté a algunos amigos si sabían que existían y cuáles creían que eran. La mayoría desconocía su existencia; ninguno supo decirme cuáles eran, aunque al pedirles que intuyeran algunos se acercaron a varios de ellos, porque no hay que olvidar que la vivencia de la sexualidad humana se da desde que estamos en el vientre materno y los cromosomas determinan nuestro sexo; que engloba muchísimos aspectos del ser pero, a la vez, es diferente en cada persona.



Es común que se crea que el término “salud sexual” tiene que ver únicamente con trastornos, como infecciones (cómo evitarlas o cómo curarlas), embarazos no deseados, empleo del preservativo, aborto y etc. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud, junto con la WAS, la definió así en 2002: 

La salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad y no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Requiere un acercamiento positivo y respetuoso a la sexualidad y a las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud”.
Desde 2010, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, por sus siglas en inglés) hizo un llamado a todas sus organizaciones afiliadas para celebrar el Día Mundial de la Salud Sexual (DMSS) cada 4 de septiembre, en un esfuerzo para promover una mayor conciencia social sobre este tema alrededor del mundo.

La declaración de los derechos sexuales creada por la WAS los brinda y son los siguientes:
  • - Derecho a la libertad sexual.
  • - Derecho a la autonomía, integridad y seguridad de la sexualidad y el cuerpo de cada uno.
  • - Derecho a la privacidad sexual.
  • - Derecho a la equidad sexual (implica que nadie puede ser discriminado por su género, orientación sexual, identificación de género, edad, estrato socioeconómico, raza, religión o incapacidad física o moral).
  • - Derecho al placer sexual.
  • - Derecho a la expresión de las emociones y la sexualidad.
  • - Derecho a la libre asociación sexual.
  • - Derecho a tomar decisiones reproductivas de manera responsable y libre.
  • - Derecho a información basada en el conocimiento científico.
  • - Derecho a una educación sexual integral.
  • - Derecho al cuidado médico de la salud sexual.


Al entender lo que implica tener salud sexual y cuáles son los derechos sexuales de cada individuo, nuestra vida erótica, nuestro cuerpo, nuestras relaciones de pareja, la educación que le demos a nuestros hijos o entenados, la visión que tengamos de las formas de vida propias y ajenas, se modificará de manera positiva.
Si a esta información unimos las tres reglas de oro para ejercer un erotismo sabroso, lúdico y adecuado —que sea sano, seguro y consensuado—, entonces tenemos el combo ganador, aquel que nos va a enriquecer porque el premio mayor es una existencia plena, armónica, deleitosa, sin mitos, tabúes, chismes, incomprensiones, angustias, dudas, temores. En la que en lugar de criticar la manera en que el de a lado ejerce su sexualidad (hablando de parámetros que no tengan que ver con lo ilegal o criminal), reflexionemos sobre la propia, tratando de entender nuestra esencia y la de aquellos que nos acompañan en el camino, con el objetivo de vivir acorde a ello.

En 2013 el lema del 4 de septiembre es “Para lograr la salud sexual, ¡esCOGE tus derechos sexuales y tómate la foto!”. La Asociación Mundial para la Salud Sexual propone una dinámica educacional y divertida que se podría convertir en un fenómeno viral en la web y fuera de ella. La adecuación que yo hice se las comparto aquí: consiste en leer los derechos sexuales y la definición de cada uno (los pueden encontrar en www.diamundialsaludsexual.org/node/38), seleccionar alguno de ellos y escribirlo en una hoja de papel, agregando la frase “Mi salud sexual incluye…”, seguida del nombre del derecho sexual en un tamaño mayor de letra. En la parte posterior de la hoja, tendrían que agregar la definición completa del derecho sexual elegido.

Después, les pido por favor que se tomen un par de fotos: una sosteniendo la hoja o cartulina con el nombre del derecho sexual y otra haciendo visible el lado en donde explican en qué consiste. Suban estas dos imágenes a sus redes sociales, compartiéndolas también en el Facebook oficial global del Día Mundial de la Salud Sexual, que es www.facebook.com/4sept.

Los que así lo deseen, pueden subir cada día, a partir de hoy, un par de fotos con un derecho sexual diferente; otros, pueden hacerlo el 4 de septiembre, ya sea solo dos imágenes o publicando 22 a lo largo del día. Tendríamos también que retuitear o compartir en Facebook las fotografías de otras personas.

Espero que les entusiasme mi propuesta y me acompañen en esta brigada. Hace mucha falta la educación sexual; si el gobierno no se anima a llevarla a cabo de manera adecuada en las escuelas, los padres no saben cómo brindarla, los adultos desconocemos sus bases y las fuentes de información correctas, tener una opción como la que ofrece la WAS en el Día Mundial de la Salud Sexual es una oportunidad que no debemos desperdiciar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

© 2011 Vivir en pareja, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena