domingo, 1 de septiembre de 2013

Cuando el sexo se vuelve aburrido, predecible y monótono

CONVIVIR: una ciencia desafiante 



Sybila Latorre es psicóloga especializada en terapia de pareja, con años de experiencia en el trabajo junto a parejas que buscan superar crisis y fortalecer sus vínculos. Además de la terapia de pareja, Sybilia brinda talleres grupales de trabajo para fortalecer vínculos y mejorar hábitos que hacen a la pareja.
Dentro del campo de la psicología de parejas, existen investigaciones empíricas (especialmente las realizadas por John Gottman) que incluyen cientos de casos de estudio (de parejas) que han aportado una gran cantidad de información, permitiendo a la academia elaborar teorías y propuestas de trabajo que mejoran la calidad de vida de las parejas.
Sybilia nos recibió en su consultorio, dónde nos dio un primer acercamiento a lo que es la terapia de pareja, pero también nos contó un poco sobre su experiencia de trabajo con estas parejas y algunas conclusiones y detalles que observó y que bien pueden servirnos a nosotros para trabajar en nuestras propias experiencias. 

¿Cuanto dura el amor?

La psicóloga asegura que en una pareja suele haber un período de enamoramiento, que incluye hasta cambios químicos, y que no debe ser confundido con el amor duradero. Ese amor incluye aceptar al otro con lo que nos gusta y lo que no nos gusta, tal como es, creando así un lazo de amistad entre los miembros de la pareja.
Durante el período de enamoramiento, muchas veces uno tiende a idealizar y poner en el otro cosas que no son correctas, por lo que, cuando este período llega a su fin, se acompaña con una desilución que no es fácil de superar.

¿Quién toma la iniciativa de ir a terapia de pareja?

Latorre asegura que si bien en general es la mujer quién toma la iniciativa de comenzar una terapia de pareja, cada vez más hombres también apuestan por esta alternativa.
Actualmente, también hay una tendencia de que parejas que están de novios, sin casarse o irse a vivir juntos, recurren a la terapia en pareja para prepararse para los cambios por venir. Latorre explicó que existen pruebas con una serie de preguntas, para poder aumentar el conociemiento y saber que compatibilidad hay entre los miembros de la nueva pareja. Por ejemplo, se les pregunta a cada miembro de la pareja si es importante mantener la casa ordenada, qué tareas le gusta hacer de la casa, como se administran las finanzas, cómo le gusta relajarse o cómo le gusta trabajar, para saber de posibles diferencias entre la pareja.



LA RUTINA es el enemigo   de las relaciones de pareja,     esta molesta visitante se instaura   y para librarse de ella es necesario mucho esfuerzo…,   la rutina es capaz de acabar con cualquier historia de amor.

Precisamente por esto, hay que saber establecer un término medio entre estos dos polos.
Para vencer la rutina, es necesario tener una actitud mental positiva y abierta hacia el cambio sin que esto conlleve a algo dramático, fatalista o drástico, es decir, se debe creer que la relación de pareja puede mejorar y prosperar sin conformarse.
Los momentos negativos hay que dejarlos atrás, pensando en el futuro como algo positivo y lleno de cosas nuevas y divertidas por hacer.
Se deberá emplear esfuerzo en mejorar la relación de pareja: la rutina no se vence sola, hay que invertir tiempo y esfuerzo personal. Esto implicará estar receptivo a las demandas de la pareja, tratar de sorprenderle, hacerle pequeños regalos, realizar halagos, en definitiva, cualquier cosa que vuelva a generar el “buen rollo” perdido por la rutina.

Fomentar el cariño y las actividades agradables en pareja
También se deberá poner esfuerzo en hacer actividades agradables en pareja. Esto implicará: salir a cenar fuera de casa, salir con amigos, hacer escapadas de fin de semana, proponer un viaje, entre otras actividades.
También se consideran actividades agradables hacer cosas juntos que gusten a ambos.
No todas las cosas para vencer la rutina deben hacerse fuera de casa. Por ejemplo, ver películas o series de humor, donde poder compartir risas con la pareja favorecerá un vínculo positivo.
Compartir las tareas del hogar, hacer actividades de bricolaje, jardinería o cualquier otra actividad que pueda hacerse en casa, puede resultar favorecedor para ambos, siempre y cuando esa actividad sea valorada como agradable.
Del mismo modo, centrarse en el fomento de las relaciones sexuales y actitudes cariñosas será la parte final para volver a revivir momentos buenos en la pareja. A mayor frecuencia de relaciones sexuales positivas, mayor será el deseo por parte de ambos. La rutina se instaura muy rápidamente en el terreno sexual, hay que saber vencerla.
Tras la puerta de la habitación
Lo típico que hacen las parejas es centrarse en el acto sexual como actividad principal al estar juntos, es por ello que el sexo se vuelve aburrido, predecible y monótono.
Resulta muy agradable y divertido crear un ambiente erótico en la habitación para que ambos se sientan relajados y sorprendidos, no es necesario cambiar de postura o hacer algo que les desagrade, sino mas bien cambiar de escenario, un par de velas y unas varitas de incienso son casi mágicas… el efecto de estos sencillos productos puede dar un giro inesperado al momento.
Para las parejas más atrevidas lugares como el baño, el sofá de la sala o una silla del comedor… puede ser una buena opción para salir de la rutina y con mucha imaginación practicar el más asombroso de los actos sexuales.
La rutina es una de las principales causas de infidelidad y es que el ser humano necesita por naturaleza mantenerse entretenido y sorprendido es un afán muy natural de nuestra especie y cuando algo se vuelve repetitivo deja de llamar nuestra atención, es por esta razón que una relación extra pareja es más emocionante ya que se vuelve un juego… normalmente los amantes suelen ser más comprensivos, menos exigentes, más divertidos y acceden con mayor facilidad a muchas prácticas distintas con la intención de competir con la pareja estable, si usted lo piensa en la actualidad tanto hombres como mujeres son igualmente infieles… en esta época muchos de los mitos que mantenían la sexualidad como perversa se han desmentido y las personas podemos sentirnos más seguros de nuestra sexualidad y disfrutar con mayor libertad de ella.


Por último, recordarle que la pareja es un aliado, no un enemigo; merece la pena tratar de viajar por el mismo camino con una relación sustentada en amor, felicidad, confianza y respeto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

© 2011 Vivir en pareja, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena