martes, 3 de mayo de 2011

Espermatozoides lentos

En un banco de semen español, se rechazan ocho de cada diez hombres donantes  debido a la mala calidad de sus muestras. Hace diez años, no se recibían dos de cada diez.

La calidad no está relacionada con el fenotipo, es decir, no importa la estatura, la condición social, ni el comportamiento sexual de supermacho, lo que garantizaría el que estas células sexuales sean normales.

Cuando un muchacho llega a la pubertad, entre los 12 o 14 años, produce millones de espermatozoides por día que miden tan solo 0,05 milímetros de largo.

Quien lo identificó por primera vez, en 1679, fue el científico holandés Antoni van Leeuwenhoek, inventor de los primeros microscopios potentes.



Los espermatozoides o células sexuales masculinas se desarrollan en el interior de los testículos, dentro de los diminutos túbulos seminíferos, y hasta estar listos para ser expulsados con el semen, mediante la eyaculación, pueden pasar tres meses.

Si estos no son eyaculados, simplemente se destruyen y son absorbidos por el tejido de los testículos. Un proceso natural que no causa ningún daño ni dolor.

La función más importante que tienen los espermatozoides es la de fertilizar al óvulo femenino, al combinarse el material genético llamado ADN (ácido desoxirribonucleico) que ambos tienen, para crear un nuevo individuo. Para ello deben viajar a través de la vagina, útero y las trompas de Falopio impulsándose con el movimiento de su cola en forma de látigo de un lado a otro;  avanzan de 1 a 2 cm por hora aproximadamente. Además, el tiempo que tardan en llegar al óvulo se calcula que puede ser desde diez minutos hasta tres días.

El urólogo César Merino Espinoza dice que el semen contiene alrededor de 300 a 500 millones de espermatozoides y estos pueden vivir dentro del cuerpo femenino desde 48 hasta 72 horas, si las condiciones son favorables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el hombre debe tener como mínimo 20 millones de espermatozoides por centímetro cúbico y bajo esta cifra es considerado con un disminuido grado de fertilidad. Cuando esto sucede se conoce como oligospermia y cuando no hay producción, azoospermia.

Semen y componentes

Pero ¿qué pasa cuando los espermatozoides son lentos? A estos les toma más tiempo llegar al óvulo y corren el riesgo de morir en el trayecto. También están más susceptibles a que microorganismos como virus, bacterias y hongos, que están en la vagina o el útero, los dañe por el mayor tiempo de exposición.

“Se debe buscar la causa de esta lentitud, que puede estar en los testículos donde se fabrican. Incluso por tumoración, trastornos hormonales, infecciones genitourinaria, entre otras”, dice Merino.

 

Calidad o cantidad

El urólogo Alfonso Espinoza Erazo indica que la calidad o cantidad de los espermatozoides depende de otros factores que se deben analizar. Por ejemplo:

Paperas: A un hombre que tuvo de niño parotiditis (inflamación aguda o crónica de la glándula parótida) pueden  inflamársele los testículos (orquitis) y dañarse uno o ambos.

Temperatura: Los testículos se encuentran en la bolsa escrotal por fuera del cuerpo porque actúan como regulador de la temperatura de los espermatozoides, que debe ser inferior a la corporal, es decir, menor a 37 grados.  Si hace mucho calor, las bolsas se dilatan para alejarlos más del cuerpo, pero cuando hace frío se recogen para que estén más calientes.
Cualquier circunstancia que mantenga de forma constante  la temperatura del testículo elevada va a producir la paralización de la maduración espermática y en casos severos la atrofia germinal. Por ejemplo, la criptorquidia (testículo no descendido); el varicocele (tumor formado por una vena); el uso de ropa interior de material sintético; temperaturas elevadas en ejercicio laboral (hornos de fundiciones,  industriales, entre otros).

Traumatismo: Un golpe o lesión puede producir alteraciones en la producción de espermatozoides. Ocurre cuando la lesión de los conductos seminíferos se pone en contacto con el organismo y este reconoce a los espermatozoides como intrusos,  desarrollando anticuerpos que producen una enfermedad autoinmune, lo que hace que el hombre cree sus defensas.

Según la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos), hay factores que afectan la cantidad de espermatozoides del hombre y son:
  • Un elevado nivel de estrés hace que no produzca espermatozoides sanos.
  • El alcohol, las drogas, el tabaco y algunos medicamentos afectan la maduración del espermatozoide. La solución está en suspender la causa.
  • Sustancias químicas, tales como el plomo, los insecticidas.
  • Tampoco son aconsejables los baños calientes o sauna. Todo esto puede reducir la cantidad de espermatozoides sanos.
  • Los radicales libres, que son sustancias oxidativas, producen lesión en el espermatozoide. Se recomienda el consumo de antioxidantes como vitaminas A, C y E, zinc, magnesio y selenio para bloquearlos.  
  • Y si los espermatozoides son lentos o no pueden penetrar al óvulo para fecundarlo, el médico prescribirá medicamentos derivados de la acetilcarnitina o pentoxifilina, para que se pongan fuertes y rápidos. (S.M.)

Alteraciones espermátias:

· Hipospermia: (volumen eyaculado es menor a dos mililitros)

· Necrospermia: (espermatozoides eyaculados están muertos)

· Criptozoospermia (baja calidad del semen)

·Oligoastenozoospermia: (alteración de los factores que miden a calidad del semen)

·Teratozoospermia (morfología anormal de los espermatozoides)

Algunas enfermedades infecciosas colaboran para que aparezca este trastorno. Las paperas, padecimientos inmunológicos, hormonales o de orden genético son algunas de las causas que contribuyen a la aparición de este trastorno.


MI ESPOSO ES INFÉRTIL




EN EL PRINCIPIO… (y 3)




EL ESPERMATOZOIDE TRIUNFADOR



Un cigoto es la primera célula formada por la unión del óvulo (gameto femenino) y el espermatozoide (gameto masculino), antes de que inicie la división celular y se convierta en un embrión. La fecundación se produce en la trompa de Falopio y de 4 a 7 días se implanta en el útero, donde continúa su desarrollo.

La tasa de fertilidad
En las mejores condiciones, uno de cada cinco cigotos se implantará en el útero y llegará a desarrollarse y nacer. O sea, hay una probabilidad de embarazo por cada cinco ciclos fértiles de la mujer. Esto se conoce como TASA DE FERTILIDAD. Para la especie humana es de un 20%. En algunas parejas, puede ser de menos 1%.

Infertilidad
Es la incapacidad de concebir luego de un año de relaciones sexuales sin protección. Aproximadamente, 40% de los casos de infertilidad son causados por un factor masculino, 40% por un factor femenino y 20% por una combinación de ambos.

Esterilidad
Es la incapacidad para tener gametos (óvulos y espermatozoides) que realicen en forma adecuada la fertilización (la penetración del espermatozoide en el óvulo). La esterilidad tiene mayor impacto psicológico ya que invalida la condición tradicional de hombre/mujer, afecta la autoestima y las relaciones familiares y sociales.

Causas de la esterilidad

- En el hombre pueden ser deficiencias en la calidad y cantidad de espermatozoides, alteraciones anatómicas o funcionales para el coito.
- En la mujer se incluyen alteraciones en la ovulación, alteraciones anatómicas del aparato reproductor (naturales o quirúrgicas), infecciones, cambios en el hábitat cérvico-uterino, factor inmunológico, etc.

Técnicas de Reproducción Asistida
Consiste en auxiliar, transformar o sustituir procesos destinados a la fecundación, implantación y desarrollo del embrión cuando no es posible de manera natural. No causa ninguna anormalidad en el embrión humano.

- La Inseminación Artificial
Es un tratamiento muy sencillo que permite depositar una gran cantidad de espermatozoides móviles en el fondo del útero, para que puedan llegar en número suficiente hasta el óvulo y fecundarlo.

- La Inseminación Donante
Esta es utilizada cuando el semen de la pareja presenta características significativamente anormales.


- La fecundación In-Vitro (FIV)
En esta técnica, los espermatozoides y los óvulos de la mujer se combinan fuera del cuerpo de la mujer y son colocados en una incubadora y cuando ocurre la fertilización el embrión es transferido al útero materno donde se implantará. A los bebés concebidos a través de FIV se les denomina bebés probeta, refiriéndose a contenedores de cristal denominados probetas, que se utilizan frecuentemente en los laboratorios de química y biología.


Mitos y verdades sobre la fertilidad masculina

El hombre puede ser causa de infertilidad

 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

© 2011 Vivir en pareja, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena